NOTICIA
NOTICIA

DIA INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES

21 de Marzo del 2019      COMPARTIR

 

Los bosques son parte de tu vida en más formas de las que crees
Cuando bebemos un vaso de agua, escribimos en un cuaderno, tomamos medicamentos para la fiebre o construimos una casa, no siempre relacionamos estas acciones con los bosques. Sin embargo, estos y muchos otros aspectos de nuestras vidas están vinculados a los bosques de una manera u otra.

Cada 21 de marzo, las Naciones Unidas rinden homenaje a la importancia de todos los tipos de bosques e intenta generar una mayor conciencia al respecto.Los bosques sanos ayudan a crear comunidades fuertes y resilientes y aumentan la prosperidad de sus economías.

Los peruanos tenemos la fortuna de vivir en un país cubierto en un 60% por bosques. Si todavía no los ha visitado, aquí tiene una pequeña muestra para empezar.

🔸SANTUARIO HISTÓRICO BOSQUE DE PÓMAC

Este bosque seco en Lambayeque alberga más de 30 pirámides de la cultura Sicán. Además, es un punto importante para los observadores de aves, ya que hay 70 distintas especies. Los algarrobos son los señores de este santuario. En el lugar podrá visitar el Árbol Milenario, un algarrobo muy antiguo, o el mirador Las Salinas, para observar la majestuosidad del bosque.

🔸BOSQUE DE PINOS EN LA GRANJA PORCÓN

En Cajamarca, hace 25 años, una cooperativa cristiana empezó un proyecto de forestación que hoy es un éxito y que ha permitido que se desarrolle industria (madera, lácteos y textil). A una hora en auto hacia el norte, desde la ciudad de Cajamarca, se encuentra este bosque de pinos. Usted podrá andar a caballo, pescar su propia trucha y acampar. También tiene la opción de hospedarse en el hostal y disfrutar del restaurante que usa los insumos de la granja.

🔸PARQUE NACIONAL DEL MANU

El Manu le pertenece a Madre de Dios y a Cusco. Por ello se extiende tanto sobre la sierra como la selva. Es un área protegida de 2 millones de hectáreas, la más grande del Perú. Es hogar de, al menos, mil especies de pájaros, así como de árboles que sobrepasan los 40 metros de altura. Solo se puede llegar desde Cusco a través de agencias autorizadas, por avioneta o auto y, luego, tras un largo recorrido por bote. Es, sin duda, un trayecto esforzado, pero vale la pena: tendrá frente a sus ojos una rica flora y fauna, de las más biodiversas del mundo.