PRODUCTOS
CAÑA DE AZÚCAR

Agro Pucalá S.A.A. cuenta con 5 mil 500 hectáreas de caña de azúcar, distribuidas en los centros poblados de Pucalá, Pátapo, Batangrande, La Cría y Cuculí. La siembra de caña de azúcar es la principal actividad de AGROPUCALá, y requiere de una serie de etapas y tareas que detallamos a continuación:


Preparación de tierras
Para el sembrío de caña se requiere habilitar las tierras de cultivo erradicando arbustos y malezas, empleando para este fin Rastra Grande 1ª y la Rastra Grande 2ª. Luego se realiza el movimiento de tierras del subsuelo 1º y del subsuelo 2º; para proceder a la Nivelación 1ª y 2ª empleando una Rastra Chica, luego de nivelado el terreno se procede a la rayadura para el levantamiento del plano topográfico, surcadura y levantamiento de acequias para el riego. Para la realización de estas labores se utiliza la maquinaria siguiente: Tractor D-25, frontales del tipo HD-11, caterpillar tipo D-5 y D-6, tractor de llanta D-21, tractor TD-14 y TD-15; y motoniveladora; los implementos que utilizan estas máquinas son: rastra con discos de 28 y 32 pulgadas, arados subsoladores, rufas, arados, acequiadores, surcadores, etc.


Sembrío de caña
Terminada la preparación de los terrenos se acondiciona el abastecimiento de riego para el sembrío, haciendo bordeadura de los colectores o recibidores (bordos grandes y resistentes en las cabeceras de los cuarteles); acequiadura y construcción de tapas en las acequias para el riego. Hecho esto, se procede a la siembra propiamente dicha, distribuyendo la semilla en una tarea que se denomina “regado” en “cadena”, cuando se colocan las varas de caña con un ligero traslape a lo largo del surco, finalmente se procede a tapar las semillas con tierra del bordo (camellón).


Riegos
Además de los riegos tradicionales que se aplican en los campos de nuestra empresa por la red hidráulica de gravedad, existe el “control de humedad”, que se encarga del estudio físico del suelo para la confección de las curvas de retención de humedad para cada tipo de suelo y con el cual se llega a diseñar el sistema de riego; esto permite lograr máxima eficiencia y el óptimo de aplicación.


Abonamiento
Se aplica en una sola dosis o fraccionado, utilizando equipos de tractor o mochilas manuales “CB”, que son equipos portátiles de fácil manejo. La dosis de nitrógeno es variable, dependiendo de la evaluación técnica de los factores de suelo, número de cortes, edad, sección, etc. La aplicación oportuna y en las cantidades necesarias, permite un óptimo crecimiento y desarrollo de las plantaciones de caña. Desde el mes de setiembre del presente año a la fecha se viene aplicando en promedio mensual tres mil bolsas de urea, a un área de 480 hectáreas mensuales. Al término del año 2014, se ha adquirido más de 22 mil bolsas de urea, cifra que supera a los dos últimos años, que fue de 15,110 en el 2012 y 20,227 en el 2013.


Herbicidas
La aplicación de herbicidas para destruir las malezas se realizan en tres etapas: Pre emergente, Post emergente y de “redondeo”. La Aplicación Pre emergente se efectúa de dos a tres días después del riego de sembrío, antes de que nazca la planta de caña de azúcar. El equipo de aplicación es a gas. La aplicación Post emergente se aplica con mochilas manuales de “palanca” y con equipo de tractor. La aplicación de “redondeo” se efectúa en calles y acequias, para facilitar el riego y evitar diseminación de las semillas de mala hierba. Los herbicidas que se utilizan son los siguientes: Gesaprin, Azulox, Gramaxone, Gesapax 2- 4, 2- 45T, Dowpon, etc.


Control biológico de la caña de azúcar
La caña de azúcar es atacada por el “barreno” ó “Borer” de la caña. El control de este gusano se hace biológicamente, haciendo la cría artificial de la mosca Paratheresia Claripalpis y la avispita Thrichorama Fasciatum. La primera parasita las larvas del “Borer” y la segunda los huevos. La cría de estos controladores biológicos, se efectúa en el Laboratorio de Entomología, ubicado en el distrito de Pátapo y su acción abarca todo el ámbito de la empresa Pucalá.


Perforación de pozos y abastecimiento hídrico
Hemos emprendido trabajos de perforación y mantenimiento de pozos; el orden de la operación consiste en: ubicación del pozo a perforar, perforación de percusión, crespido (cobertura de ventana), pistoneo y acomodo del material de filtro, pruebas de rendimiento, selección e instalación de equipo, mantenimiento de bombas y equipos con diseños de construcción de rebombeo. Nuestra gestión ha logrado captar mediante este sistema más de 300 litros por segundo, iniciando un programa de recuperación y reactivación de toda una batería de pozos tubulares, contando a la fecha , con más de 32 pozos en óptimo funcionamiento. Al término del 2017 se espera reactivar cinco pozos adicionales, que serán de gran importancia para el desarrollo de los cultivos de acuerdo a un programa de riego pre establecido por la Gerencia de Campo.
De otro lado se logró la descolmatación en el Reservorio de Tulipe, que dejó de funcionar en los dos últimos años por falta de mantenimiento y hoy se encuentra nuevamente operativo.
Nuestra gestión ha repuesto el servicio de agua para regadío, pagando a la fecha más de 300 mil soles por concepto de agua, dando una señal clara del buen manejo que se tiene para honrar los compromisos adquiridos.


Cosecha de caña
Dependiendo de la variedad de la caña de azúcar sembrada, ésta se puede cosechar a los 11 o 18 meses. Por ejemplo: la caña brasileña se cosecha a los 12 meses, mientras que la Ch32, Ch37 y Azul Casagrande se cosecha a los 18 meses. En esta etapa se realizan las siguientes labores: corte de cogollo; quema, corte, arrume y carguío mecánico de la caña; transporte a la fábrica y recojo de caña.


Quema de la caña
Se realiza un día antes de ser cortada, con la finalidad de eliminar las hojas de la caña, que por tener bordes dentados producen cortaduras. La quema la realiza un equipo especializado; se inicia a favor del viento y se sigue contra la dirección del viento. La hora más apropiada para quemar la caña es por la mañana.


Corte de caña
Es el trabajo más rudo. La herramienta que se utiliza es el machete. El trabajador corta la caña, la descogolla (le quita las hojas del tallo) y forma la gavilla a lo largo del surco. El promedio de corte por hombre es entre seis y ocho toneladas. Un detalle muy importante es que el corte debe hacerse al nivel más bajo posible, por ser la parte inferior de la caña muy rica en sacarosa.


Labores auxiliares en la cosecha de caña
Son: corte de cogollo, habilitación de carreteras, recojo de caña, requema, aguateros, primeros auxilios, etc.

Azúcar Pucalá
Azúcar Pucalá
Azúcar Pucalá
Azúcar Pucalá
Azúcar Pucalá